¿Has pensado alguna vez en tus propios pensamientos o te has cuestionado tus procesos mentales? ¿Te tomas un tiempo para aclarar tus valores en un momento de duda o incertidumbre?

Si has respondido «sí», no eres ajeno a la autorreflexión y la introspección, un importante ejercicio psicológico que puede ayudarte a crecer, desarrollar tu mente y extraer valor de tus errores.

Sigue leyendo si quieres conocer el significado de la autorreflexión y la introspección, las razones por las que es importante y las herramientas y técnicas para practicarla tú mismo.

¿Qué es la autorreflexión?

En pocas palabras, la autorreflexión (también conocida como «reflexión personal») consiste en dedicar tiempo a pensar, meditar, evaluar y reflexionar seriamente sobre tus comportamientos, pensamientos, actitudes, motivaciones y deseos. Es el proceso de bucear en tus pensamientos, emociones y motivaciones y determinar el gran «¿Por qué?» qué hay detrás de ellos.

La reflexión personal te permite analizar tu vida tanto a nivel macro como micro. A nivel macro, puedes evaluar la trayectoria general de tu vida. Puedes ver hacia dónde te diriges, determinar si estás contento con la dirección y hacer los ajustes necesarios.

A nivel micro, puedes evaluar tus respuestas a circunstancias y acontecimientos concretos. El doctor Geil Browning habla así de la reflexión personal

«La reflexión es una forma más profunda de aprendizaje que nos permite retener todos los aspectos de cualquier experiencia, ya sea personal o profesional -por qué ocurrió algo, cuál fue el impacto, si debería volver a ocurrir- en lugar de limitarse a recordar que ocurrió. Se trata de aprovechar todos los aspectos de la experiencia, clarificar nuestro pensamiento y centrarnos en lo que realmente nos importa».

Practicar la autorreflexión requiere disciplina e intencionalidad. Requiere hacer una pausa en el caos de la vida y simplemente tomarse el tiempo para pensar y reflexionar sobre la vida, algo que no es fácil de hacer para mucha gente. Pero es una práctica increíblemente valiosa.

La importancia de la autorreflexión

Sin la autorreflexión, simplemente vamos por la vida sin pensar, pasando de una cosa a otra sin dedicar tiempo a evaluar si las cosas van realmente bien. No nos detenemos a pensar. Para analizar. Para determinar lo que va bien y lo que no funciona. El desafortunado resultado es que a menudo nos quedamos estancados.

Por ejemplo, la falta de reflexión personal puede llevarnos a permanecer en un trabajo que no nos gusta o en una relación que no va bien.

La falta de reflexión hace que simplemente sigamos corriendo, tratando de mantenernos al día aunque las cosas no vayan bien. Sentimos que simplemente tratamos de mantenernos a flote. Acabamos haciendo las mismas cosas una y otra vez, incluso si esas cosas no están produciendo los resultados que esperábamos.

Beneficios de la autorreflexión

Sí, dedicar tiempo a la autorreflexión puede ser difícil. Puede ser un reto tomarse el tiempo necesario para dar un paso atrás y reflexionar sobre lo que realmente importa. Sin embargo, la autorreflexión tiene numerosos y maravillosos beneficios a los que todos deberíamos dedicarle tiempo.

Permite ganar perspectiva

Las emociones pueden nublar tu juicio y puedes perder de vista lo que realmente importa. Algunas cosas parecen más grandes y peores de lo que realmente son.

La autorreflexión te permite dar un paso atrás y ganar perspectiva sobre lo que importa y lo que puede ser ignorado. Te permite procesar los acontecimientos y lograr claridad sobre ellos.

Le ayuda a responder con más eficacia

La mayoría de las veces, simplemente reaccionamos ante cualquier circunstancia que se nos presente. Esto puede llevarnos a decir y hacer cosas de las que nos arrepentimos. Cuando estamos en modo reactivo, no nos tomamos el tiempo necesario para considerar nuestras acciones y palabras.

La reflexión personal te permite considerar las consecuencias de tus palabras y acciones. También te permite considerar la manera mejor, más eficaz y más útil de actuar en una situación determinada.

Promueve el aprendizaje y la comprensión

Cuando pasamos por la vida sin detenernos a pensar y reflexionar, no aprendemos ni obtenemos una comprensión más profunda de la vida. Simplemente pasamos de una cosa a otra, sin detenernos a considerar qué lecciones valiosas podríamos aprender.

La autorreflexión, en cambio, nos permite evaluar y procesar lo que hemos vivido. Nos permite pensar profundamente y reflexionar sobre el significado de nuestras circunstancias, emociones y motivaciones. Nos permite vivir una vida holística, integrada y saludable.