Beneficios profesionales de aprender un segundo idioma

Beneficios profesionales de aprender un segundo idioma

Aprender un segundo idioma (extranjero) no sólo proporciona una satisfacción personal sino que también puede proporcionar una recompensa financiera. De hecho, según los expertos en idiomas de learnalanguage.com, un profesional que domine un segundo idioma puede ganar hasta un 10% o 15% más que su homólogo monolingüe.

A continuación exploraremos todos los beneficios del aprendizaje un segundo idioma en el ámbito laboral.

Nuevas oportunidades de trabajo

El hecho de hablar con fluidez dos o más idiomas abre la puerta a una variedad de oportunidades de trabajo que no están disponibles para los candidatos monolingües. Estas oportunidades existen en marketing, transporte, administración, ventas, venta al por menor, banca, educación, derecho, comunicación, relaciones públicas, turismo y gobierno, por nombrar sólo algunas. No es sorprendente que la mayoría de las corporaciones necesiten empleados que sean bilingües o multilingües.

A medida que el mundo se vuelve más global, la demanda de profesionales que puedan comunicarse en múltiples idiomas está creciendo. Según una estimación del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos, en la próxima década habrá un aumento del 42% en la demanda de traductores e intérpretes. Incluso si no quieres convertirte en un intérprete a tiempo completo, el simple hecho de poder comunicarte de manera competente en otro idioma es una gran ventaja.

Aumentar la posibilidad de ser contratado

En igualdad de condiciones, un candidato a un puesto de trabajo multilingüe y con mejores habilidades lingüísticas siempre será más atractivo que un candidato que hable un solo idioma. Según la Cámara de Comercio Británica, más del 60% de las empresas que quieren hacer negocios en un país extranjero no lo hacen porque no tienen suficientes empleados multilingües. Para cualquier empresa, especialmente las empresas de exportación, ser capaz de hablar un idioma extranjero automáticamente le hace una propuesta atractiva.

Incluso las empresas con sede en los Estados Unidos que venden sus productos en el país siguen necesitando empleados que hablen un idioma extranjero. Más del 10% de la población de EE.UU. ahora habla español como su primer idioma y este número está creciendo.

Salario más alto

Es una simple cuestión de oferta y demanda. Los empleados que pueden hablar más de un idioma tienen más demanda que los que no pueden porque hay menos. En consecuencia, los empleados multilingües también tienen un precio más alto. Los expertos de BRIC Language Systems informan que el hecho de poder hablar un idioma extranjero puede aumentar un salario típico entre el 10% y el 15%, y para los puestos de nivel superior hasta el 10%.

Incluso los empleados bilingües o multilingües que trabajan para el ejército de los Estados Unidos o el gobierno federal pueden ganar hasta 1000 dólares más al mes por hablar un idioma extranjero.

Mas oportunidades de promoción

Ser capaz de hablar un idioma extranjero, y tener experiencia con diferentes culturas, posiciona a los empleados para ascensos y puestos de mayor nivel. Las grandes empresas necesitan gerentes que puedan viajar al extranjero para cerrar tratos y supervisar operaciones. Las empresas más pequeñas necesitan empleados multilingües que puedan ayudar a explorar nuevas oportunidades de negocio en países extranjeros y establecer nuevas operaciones en el extranjero.

Si no domina un idioma extranjero, el dominio de éste sigue siendo una gran ventaja. Las empresas suelen contratar a traductores para que se ocupen de los detalles de la comunicación con el extranjero, pero siguen necesitando gerentes experimentados que puedan conocer y saludar a los clientes, y funcionar como la cara de la empresa en los mercados extranjeros.

Sin embargo, aprender un segundo idioma y hablarlo con fluidez es la mejor opción. Proporciona la mayor seguridad laboral, salarios y oportunidades de ascenso.

Aumenta tu creatividad

Aprender un segundo idioma te obligará a buscar palabras alternativas cuando no puedas recordar la original que querías; esto ayuda a impulsar tu creatividad y te hace experimentar con nuevas palabras y frases. Estarás más acostumbrado a pensar fuera de la caja y a encontrar soluciones alternativas a problemas complejos.