El bienestar emocional, que también se conoce como salud emocional o bienestar emocional, es la capacidad de una persona para manejar sus emociones y las diversas experiencias que encuentra en la vida.

El Centro Nacional para el Bienestar Emocional define el bienestar emocional como «la conciencia, la comprensión y la aceptación de nuestros sentimientos, y nuestra capacidad para gestionar eficazmente los retos y los cambios».

¿Qué es el bienestar emocional?

El concepto de bienestar en general pasó al primer plano de la conciencia pública en la década de 1950, según el Global Wellness Institute. Formas antiguas de bienestar, como el Ayurveda y la Medicina Tradicional China, existen desde hace miles de años, pero las culturas occidentales no pensaron de forma tan proactiva en el bienestar hasta tiempos más modernos.

No se atribuye a ninguna persona la idea del bienestar emocional. La comprensión de que es imposible tener una vida sana y plena si uno no se siente bien emocionalmente ha crecido en las últimas décadas, y ahora es un punto central del movimiento de bienestar general. Octubre es el Mes del Bienestar Emocional, lo que denota lo importante que es ahora este concepto para muchos.

¿Cómo afecta el bienestar emocional a nuestra vida?

Es posible que no se dé cuenta de la cantidad de áreas diferentes de la vida en las que interviene su bienestar emocional, o la falta del mismo. Veamos cómo influye en su vida su capacidad para manejar, comprender y gestionar sus emociones.

  • Relaciones. Cuando nos relacionamos con otras personas, es importante que entendamos nuestras propias perspectivas sobre diferentes temas. A veces no estamos de acuerdo con otras personas, y para mantener relaciones felices y saludables, necesitamos ser capaces de tener desacuerdos de una manera tranquila y apropiada. Si no eres capaz de manejar bien tus emociones, es difícil lidiar con las de los demás. El estado de bienestar emocional influye en nuestras relaciones, ya sean personales o profesionales. Para conectar y relacionarnos mejor con los demás, cuanto más sanos estemos emocionalmente, más apoyo y cuidado podremos ofrecer a quienes amamos y respetamos.
  • Trabajo y escuela. Tanto si llevas décadas en la carrera que has elegido como si aún estás decidiendo qué quieres hacer en tu vida, tu capacidad para manejar las situaciones que se presentan es vital para tu éxito. Saber cómo te sientes, gestionar tus emociones y ser capaz de superar los retos con una mentalidad positiva te llevará a obtener mejores resultados en tu vida escolar y profesional.
  • Salud mental. Esto puede parecer obvio, pero tu salud emocional es una parte importante de tu salud mental y bienestar general. Aunque este hecho es cierto para todo el mundo, para aquellos que se enfrentan a retos y condiciones de salud mental puede ser incluso más impactante. A medida que aprendas a lidiar con tus propios desafíos de salud mental, tendrás más éxito en navegar por ellos si estás en contacto con tus sentimientos y emociones y eres capaz de manejarlos.

Impacto del bienestar emocional

Hay muchas maneras en las que no ser capaz de trabajar en la vida en un estado emocional positivo puede llevar a peores resultados, particularmente porque un estado emocional negativo es estresante. He aquí algunos ejemplos de un pobre bienestar emocional:

  • Baja inmunidad: el estrés debilita el sistema inmunitario.
  • Hipertensión: el estrés a largo plazo empeora la presión arterial.
  • Aumento de las enfermedades: el estrés empeora todo, desde los problemas cardíacos hasta los psiquiátricos.
  • Problemas de pareja
  • Dificultades en el trabajo
  • Problemas de concentración

Así como una mala salud emocional puede causar grandes problemas en su vida, tener un fuerte bienestar emocional puede ayudarle a prosperar. Estos son algunos de los muchos beneficios de tener un buen bienestar emocional:

  • Tus relaciones con los demás pueden ser óptimas.
  • La reducción del estrés disminuye las enfermedades y aumenta la inmunidad.
  • La positividad fomenta la productividad, ayudándote a conseguir más cosas en la vida.

¿Cómo desarrollar nuestro bienestar emocional?

Ahora que entiende lo importante que es el bienestar emocional para una vida sana, probablemente se pregunte si hay algo específico que pueda hacer para que su propia salud emocional esté en su mejor momento. Por suerte, no faltan actividades que pueden fomentar el bienestar emocional. Siga leyendo para saber cómo puede potenciar y mejorar su estado de ánimo.

  • Practica la atención plena. La atención plena consiste en estar presente en el momento. En lugar de vivir con el piloto automático, la atención plena nos anima a participar realmente en nuestras vidas, y puede mejorar tanto el bienestar físico como el emocional. Puedes practicar la atención plena haciendo todo, desde correr hasta comer.
  • Conectar y comunicarse con los demás. No hay necesidad de atravesar este viaje solo. El bienestar emocional consiste en estar conectado y ser capaz de manejar tus propias emociones, pero gran parte de nuestra vida emocional la vivimos con quienes conocemos y queremos. Es importante que hables intencionadamente de tus sentimientos con los demás, lo que puede llevarte a comprenderlos. Pregunta a los demás por sus sentimientos, así tendrás la oportunidad de experimentar diferentes perspectivas.
  • Controla el estrés. Controlar el estrés es fundamental para mantenerse emocional y físicamente sano. Al comenzar una práctica de gestión del estrés, prueba diferentes actividades para ver cuál se adapta mejor a ti y te hace sentir más feliz. Puedes hacer una simple meditación con la ayuda de un vídeo de YouTube o una aplicación, salir a caminar, tomar un baño o practicar la respiración profunda.
  • Cuida tu bienestar físico. A menudo pensamos en nuestro ser físico y emocional por separado, pero como has visto aquí, los dos están muy conectados. Al mejorar tu bienestar físico, también verás beneficios a nivel emocional. Realizar actividades que aumenten las endorfinas, que son una de las sustancias químicas que nuestro cuerpo produce para sentirse bien, es una forma fácil de aumentar el bienestar emocional. Las endorfinas pueden aumentar a través de todo, desde el baile hasta la risa.
  • Trabaja por una vida equilibrada. El equilibrio entre el trabajo y la vida privada es algo de lo que hablamos mucho como sociedad. Esto se debe a que la gente empezó a notar que cuando trabajaba demasiado, no tenía tiempo para las relaciones personales, la relajación o la diversión. Para estar en su mejor momento emocional, querrá cultivar un equilibrio entre el trabajo y el ocio. Reservar tiempo para realizar actividades recreativas y crear límites firmes en torno a las horas de trabajo son dos formas sencillas de ayudar a mejorar este equilibrio.
  • Invierte en el sueño. Tus hábitos y comportamientos de sueño se conocen como higiene del sueño. Cuanto mejor duerma, más posibilidades tendrá de sentirse bien cuando esté despierto. Mejore su higiene del sueño a través de prácticas como una hora determinada para acostarse, limitando la cafeína a última hora del día y no comiendo en exceso antes de acostarse.