Habilidades de oratoria

La oratoria, el arte del habla y la persuasión, es tan valiosa hoy como lo era cuando los antiguos griegos empezaron a escribir sobre ella. Las habilidades de oratoria te hacen un mejor vendedor, líder y diplomático.

Si usted está interesado en la superación personal y en crecer como persona, debe invertir tiempo y energía en desarrollar sus habilidades en esta área.

¿Qué son las habilidades de oratoria?

Las habilidades de oratoria son aquellas que le permiten presentar la información de manera clara y efectiva. Es una habilidad clave para transmitir un mensaje u opinión y, hoy en día, se requieren esta clase de habilidades en casi todos los campos.

Como orador tiene que mostrar su mensaje de forma clara y efectiva. Por ello es importante centrarse en los siguiente puntos clave:

  • Acento. No intente hablar con acento extranjero cuando tenga una audiencia nativa.
  • Modulación de voz. Debe asegurarse de hacer las variaciones necesarias en su voz. Hay ciertas palabras y oraciones en las que el tono de su voz juega un papel vital. Si usted tiene un gran contenido pero sus habilidades de modulación de voz no coinciden, todo el discurso podría desperdiciarse.
  • Expresiones faciales. Sin expresiones, la audiencia no encontrará que su discurso sea interesante. Si sus expresiones son correctas, entonces usted tiene la capacidad de influir en el estado de ánimo de su público.
  • Movimientos de las manos. Muchos oradores simplemente mantienen sus manos en el podio y hablan. Esto nunca es una buena idea. Utilice siempre los movimientos de la mano. Si estos movimientos están bien coordinados con su discurso, es como un bono!
  • En cuanto al contenido, asegúrese de que no sean sólo hechos y otras cosas aburridas. Asegúrate de alegrar el ambiente de vez en cuando.
  • Respete a su público. Trate de interactuar con su público, haga que se sientan cómodos.¡Nunca se burle de su público si surge alguna pregunta estúpida! Más bien hacerles sentir que es común preguntar tal cosa y no es gran cosa. Esto les animará a interactuar más, ¡lo que resultará en una audiencia más receptiva y atenta!

¿Qué cualidades debe tener un buen orador?

Existen diferentes cualidades que todo buen orador ha de tener. A continuación listamos estos diferentes factores que forman la base para tener una buena habilidad oratoria.

Confianza

Se requiere mucha fuerza interior para levantarse y enfrentarse a varios pares de ojos que están ansiosos por escuchar lo que usted quiere decir a continuación. Sin una pizca de confianza puedes empezar a tartamudear o puedes olvidar la cadena de tu pensamiento que quieres que la gente escuche de ti.

Buen contenido

El contenido del discurso también es muy importante. El contenido debe ser preciso hasta el punto de que también debe transmitir sus pensamientos, opiniones o puntos de vista a la audiencia. Simplemente andar con rodeos no hará que su discurso sea interesante. Un poco de humor, chistes instantáneos, una pequeña anécdota, citas de personalidades famosas o el uso de palabras de moda pueden ayudarle en este contexto.

Buena estructura

La estructura de su discurso es también un factor muy importante. Debe tener una breve introducción, un cuerpo interesante y un buen final.

Tono

El tono plano y monótono realmente pone a la audiencia a dormir. En realidad, he estado durmiendo profundamente muchas veces mientras escuchaba las charlas. Las horas después del almuerzo son el momento bastante difícil para llevar a cabo una charla o un discurso. Una pequeña variación en su tono de voz puede despertar o evitar a la audiencia que está a punto de dormirse. A veces también es posible hacer que la sesión sea interesante haciendo preguntas o buscando algunas opiniones sobre el tema para que incluso usted pueda descansar un rato.

Memoria

¡Esta es la propiedad más necesaria para un buen orador! La persona nunca debe olvidar lo que realmente quiere entregar al pueblo. Echar un vistazo a las notas pequeñas puede ayudar a recordar los puntos para que usted pueda referirse durante la oración. Pero mirar constantemente las notas o leer todo el discurso puede que no divierta a la audiencia o que parezca que pierden interés, lo cual no es asequible si se quiere hacer que el discurso sea realmente interesante.

Práctica

Para adquirir una cantidad decente de enfoque, una velocidad óptima del habla, una buena fluctuación de tono, un buen lenguaje corporal requiere mucha práctica. Párese frente a un espejo y empiece a practicar. Usted también debe observar su lenguaje corporal, no debe parecer que está a punto de ponerse a bailar o parecer una estatua. Utilice dispositivos de grabación de audio para sus discursos simulados y repáselos usted mismo. Anota tus defectos y trabaja en ellos.

¿Cómo se desarrollan las habilidades de oratoria?

Muchas personas se sienten aterrorizadas cuando se les pide que hagan su primera charla pública, pero estos temores iniciales pueden reducirse con una buena preparación que también sentará las bases para hacer una presentación efectiva.

Los grandes oradores públicos no nacen aprendidos; la mayoría tiene que practicar y perfeccionar sus habilidades oratorias. Los oradores más conocidos son Abraham Lincoln, Martin Luther King y Adolf Hitler. Sus discursos transmitieron su mensaje de una manera poderosa y articulada que resonó en sus audiencias.

Abajo hay una lista de habilidades de oratoria en las que usted puede entrenarse para que sus discursos sean más claros, seguros y exitosos.

  • Aumente su confianza
  • Usa contenido adecuado
  • Conozca a su audiencia
  • Aproveche su tono de voz
  • Considere la duración
  • Memorice los puntos clave
  • Practique en entornos realistas