Las habilidades interpersonales son las que utilizamos todos los días cuando nos comunicamos e interactuamos con otras personas, tanto individualmente como en grupo. Las personas con fuertes en esta clase de habilidades son a menudo más exitosas tanto en su vida profesional como personal.

Las personas con buenas habilidades interpersonales tienden a ser capaces de trabajar bien en un equipo y con otras personas en general. Son capaces de comunicarse eficazmente con otros, ya sean familiares, amigos, colegas, clientes o clientes. Por lo tanto, las habilidades interpersonales son vitales en todos los ámbitos de la vida laboral, educativa y social.

Este tipo de habilidades consta de una amplia variedad de capacidades, aunque muchas se centran en la comunicación, como escuchar, cuestionar y comprender el lenguaje corporal. También incluyen las habilidades y atributos asociados con la inteligencia emocional, o ser capaz de entender y manejar sus propias emociones y las de los demás.

A través de la conciencia de cómo interactúas con los demás y con la práctica, puedes mejorar tus habilidades interpersonales.

¿Qué son las habilidades interpersonales?

Las habilidades interpersonales son los comportamientos y tácticas que una persona usa para interactuar con otros de manera efectiva. En el mundo de los negocios, el término se refiere a la capacidad de un empleado para trabajar bien con otros. Las habilidades interpersonales van desde la comunicación y la escucha hasta la actitud y el comportamiento.

Las habilidades interpersonales también se denominan a veces habilidades sociales, habilidades blandas o habilidades para la vida. Dependen de la lectura de las señales que otros envían y de la interpretación exacta de las mismas para formar una respuesta. Aunque todos estos términos pueden incluir habilidades interpersonales, tienden a ser más amplios y, por lo tanto, también pueden referirse a otros tipos de habilidades. Muchas personas también utilizan el término habilidades de comunicación para las habilidades interpersonales, pero las habilidades interpersonales cubren más, incluyendo la toma de decisiones y la resolución de problemas, además de trabajar en un grupo o equipo y la inteligencia emocional.

Cada uno tiene un estilo personal y un estilo interpersonal, pero algunos tienen más éxito que otros. Aunque las habilidades interpersonales pueden basarse en parte en la personalidad y el instinto, también pueden desarrollarse.

¿Cuáles son las habilidades interpersonales y sociales?

Por lo general, se considera que las habilidades interpersonales y sociales incluyen una amplia gama de habilidades. A continuación te dejamos una lista con ejemplos las habilidades interpersonales mas importantes en el ámbito personal y laboral:

  • Empatía. La empatía es la capacidad de comprender emocionalmente lo que sienten otras personas, ver las cosas desde su punto de vista e imaginarse en su lugar. Esencialmente, es ponerse en la posición de otra persona y sentir lo que ella debe sentir. La empatía es, sin lugar a la duda, una de las habilidades interpersonales más importantes.
  • Comunicación o habilidades de comunicativas, que a su vez cubre:
    • Comunicación verbal. Lo que decimos y cómo lo decimos.
    • Comunicación no verbal. Lo que comunicamos sin palabras, por ejemplo, a través del lenguaje corporal o el tono de voz.
    • Habilidades de escucha. Cómo interpretamos los mensajes verbales y no verbales enviados por otros.
  • Inteligencia emocional. ser capaz de entender y manejar sus propias emociones y las de los demás.
  • Trabajo en equipo y liderazgo. Poder trabajar con otros en grupos y equipos, tanto formales como informales.
  • Habilidades de negociación, persuasión e influencia. Trabajar con otros para encontrar un resultado mutuamente aceptable (Ganar/Ganar). Esto puede considerarse un subconjunto de la comunicación, pero a menudo se trata por separado.
  • Manejo y resolución de conflictos. Trabajar con otros para resolver conflictos y desacuerdos interpersonales de una manera positiva, lo cual puede ser considerado como un subconjunto de la comunicación.
  • Resolución de problemas y toma de decisiones. Trabajar con otros para identificar, definir y resolver problemas, lo que incluye tomar decisiones sobre el mejor curso de acción.

Importancia de las habilidades interpersonales

Sin estas habilidades, el trabajo diario sería muy difícil, ya que casi todos los aspectos del trabajo implican comunicación. Muchos empleos también implican colaboración e interacción con diferentes tipos de personas y las habilidades interpersonales son vitales para que esto suceda.

Durante una entrevista de trabajo, los reclutadores verán cómo las habilidades interpersonales del candidato encajan con las que se requieren en el entorno laboral actual. A menudo basarán su decisión de reclutar en si el candidato posee las habilidades interpersonales adecuadas para tener éxito dentro de la empresa.

¿Cómo se desarrollan las habilidades interpersonales?

A menudo se considera que las buenas habilidades interpersonales son la base de las buenas relaciones laborales y sociales, así como del desarrollo de muchas otras áreas de habilidades. Por ejemplo, los buenos líderes tienden a tener muy buenas habilidades interpersonales y a desarrollar otras áreas de sus habilidades de liderazgo basándose en ellas.

Sin buenas habilidades interpersonales, a menudo es más difícil desarrollar otras habilidades importantes para la vida. Por lo tanto, vale la pena dedicar tiempo al desarrollo de buenas habilidades interpersonales. A diferencia de las habilidades especializadas y técnicas (habilidades duras), las habilidades interpersonales (habilidades sociales) se utilizan todos los días y en todos los ámbitos de nuestra vida.

Para mejorar y desarrollar tus habilidades interpersonales es mejor hacerlo en pasos, comenzando con los más básicos, pero vitales:

Identificar áreas de mejora

El primer paso para mejorar es desarrollar el conocimiento que tienes ti mismo y tus debilidades. Es posible que ya tengas una buena idea de las áreas que necesita desarrollar. Sin embargo, vale la pena buscar retroalimentación de otras personas, porque es fácil desarrollar «puntos ciegos» acerca de uno mismo.

Aprende a escuchar

La comunicación es mucho más que las palabras que salen de tu boca. Algunos incluso llegarían a sugerir que hay una razón por la que tienes dos oídos y una boca y que por lo tanto deberías escuchar el doble de lo que hablas.

Escuchar no es lo mismo que oír. Quizás una de las cosas más importantes que puedes hacer por cualquier otra persona es tomarte el tiempo para escuchar cuidadosamente lo que está diciendo, considerando tanto su comunicación verbal como no verbal. El uso de técnicas como el cuestionamiento y la reflexión demuestra que escuchas y que estás interesado.

Cuando estés hablando, se consciente de las palabras que usas. Practica la claridad y aprende a buscar retroalimentación o aclaración para asegurarte de que tu mensaje ha sido entendido. Al usar las preguntas de manera efectiva, puede comprobar la comprensión de los demás y también aprender más de ellos.

Puedes pensar que la selección de tus palabras es la parte más importante para transmitir un mensaje, pero la comunicación no verbal en realidad juega un papel mucho más importante de lo que muchos de nosotros creemos. Algunos expertos sugieren que alrededor de tres cuartas partes del «mensaje» se comunica mediante señales no verbales como el lenguaje corporal, el tono de voz y la velocidad con la que se habla.

Estas señales no verbales refuerzan o contradicen el mensaje de nuestras palabras y son mucho más difíciles de falsificar que las palabras.

Mira hacia tu interior

Las habilidades interpersonales pueden ser sobre cómo te relacionas con los demás, pero empiezan contigo. Muchos mejorarán drásticamente si trabajas en tus habilidades personales.

Por ejemplo, es mucho más probable que la gente se sienta atraída hacia ti si puedes mantener una actitud positiva. Una actitud positiva también se traduce en una mayor confianza en sí mismo.

También es menos probable que pueda comunicarse eficazmente si está muy estresado por algo. Por lo tanto, es importante aprender a reconocer, controlar y reducir el estrés en sí mismo y en los demás (y para más información, consulte nuestra sección sobre Estrés y control del estrés). Ser capaz de permanecer asertivo, sin volverse pasivo o agresivo, es también clave para una comunicación efectiva. Hay más sobre esto en nuestras páginas sobre la asertividad.

Practica tus habilidades sociales

Hay un número de situaciones en las cuales necesitarás usar tus habilidades sociales. Ponerte conscientemente en esas posiciones, practicar tus habilidades y luego reflexionar sobre los resultados, te ayudará a mejorar.

Las habilidades interpersonales son esenciales cuando se trabaja en grupos. El trabajo en equipo también es una situación común, tanto en el hogar como en el trabajo, lo que te da muchas oportunidades de trabajar en tus habilidades. Puede ser útil entender más sobre las dinámicas de grupo y las formas de trabajar, ya que éstas pueden afectar a te comportas tanto tú como los demás.

Las habilidades interpersonales también pueden ser particularmente útiles si tienes que negociar, persuadir e influenciar a otros. Las negociaciones eficaces, es decir, en las que se busca un resultado en el que todos ganan, en lugar de todos pierden, allanarán el camino hacia el respeto mutuo, la confianza y las relaciones interpersonales duraderas. Sólo buscando una solución que funcione para ambas partes, en lugar de tratar de ganar a toda costa, se puede establecer una buena relación que les permita trabajar juntos una y otra vez.

Ser capaz de persuadir e influenciar a otros, para beneficio mutuo, es también un elemento clave para establecer relaciones interpersonales sólidas.

Resolver y mediar en situaciones de conflicto puede ser una prueba real de las habilidades interpersonales. A veces la negociación y la persuasión no son suficientes para evitar el conflicto. Cuando esto sucede, se necesita una fuerte resolución de conflictos y, potencialmente, incluso habilidades de mediación. El conflicto puede surgir de comunicaciones interpersonales mal manejadas, y puede ser abordado simplemente escuchando atentamente a ambas partes, y demostrando que lo ha hecho. Encontrar una situación en la que todos salgan ganando es igualmente importante aquí, porque demuestra que se respeta a ambas partes.

Por último, la resolución de problemas y la toma de decisiones suelen ser mejores cuando involucran a más de una persona y son habilidades clave para la vida. Esto significa que con frecuencia también involucran elementos interpersonales y no hay duda de que mejores habilidades interpersonales ayudarán con ambos.

Reflexiona sobre tu experiencia para mejorar

El elemento final, pero no por ello menos importante, para desarrollar y mejorar tus habilidades interpersonales y sociales es necesario desarrollar el hábito de la autorreflexión. Tomarse el tiempo para pensar en conversaciones previas y otras interacciones interpersonales te permitirá aprender de tus errores y éxitos, y continuar desarrollándose. Por ejemplo, podría ser útil llevar un diario o diario de aprendizaje y escribirlo cada semana.

Conclusiones finales

Todos hemos estado desarrollando nuestras habilidades interpersonales desde la infancia, por lo general subconscientemente. Las habilidades interpersonales y sociales, a menudo, se vuelven tan naturales que las damos por sentadas, sin pensar nunca en cómo nos comunicamos con otras personas. Si has desarrollado buenos hábitos, esto está bien. Sin embargo, también es posible desarrollar malos hábitos y no entender por qué nuestras comunicaciones o relaciones están fallando.

Sin embargo, con un poco de tiempo y esfuerzo puedes desarrollar tanto tu conciencia como estas habilidades. Unas buenas habilidades interpersonales pueden mejorar muchos aspectos de su vida, tanto profesional como socialmente, ya que conducen a una mejor comprensión y a mejores relaciones.