Psicología de los medios

Psicología de los medios

Hoy en día, pasamos la mayor parte de nuestro tiempo saturados de la información que nos llega a través de los medios de comunicación y la tecnología. Por ello, la psicología de los medios de comunicación se ha convertido en un área de investigación vital. Sin embargo, la naturaleza interdisciplinaria de este campo y las formas constantemente cambiantes en que las personas interactúan con los medios en todos los aspectos de sus vidas, desde el trabajo hasta la educación, el entretenimiento y el compromiso social, hacen que sea difícil de definir.

¿Qué es la psicología de los medios?

A la psicología de los medios de comunicación también se le conoce como psicología mediática y se se basa, en gran medida, en la psicología y la comunicación, pero también incorpora estudios de otros campos, como la sociología, los estudios de los medios de comunicación, la antropología y los estudios de los aficionados. Además, el campo está todavía disperso en muchas disciplinas y muchos estudiosos que no consideran la psicología su principal área de interés realizan investigaciones sobre la influencia de los medios de comunicación en los individuos.

Quizás la definición que mejor capta la profundidad y la amplitud del campo es la que ofrece Karen Dill en The Oxford Handbook of Media Psychology: «La psicología de los medios de comunicación es el estudio científico del comportamiento, los pensamientos y los sentimientos humanos experimentados en el contexto del uso y la creación de los medios de comunicación».

Historia de la psicología de los medios

Las raíces de la psicología de los medios de comunicación se remontan a más de un siglo atrás, a los primeros estudios sobre la percepción del espacio tridimensional en un lienzo bidimensional.

Estas ideas se aplicaron en el libro de 1916 del psicólogo social Hugo Munsterberg, The Photoplay: A Psychological Study, la primera obra que exploró empíricamente el modo en que el público respondía al cine. Cuando la televisión se generalizó en la década de 1950, los psicólogos empezaron a investigar cómo los medios de comunicación afectan a los niños.

Sin embargo, la psicología de los medios de comunicación no fue reconocida como un campo oficial en la disciplina de la psicología hasta 1986, cuando la División 46: Psicología de los Medios de Comunicación fue establecida por la Asociación Americana de Psicología (APA). Inicialmente, la división se centró en los psicólogos que aparecían como expertos en los medios de comunicación, un objetivo que todavía figura como parte de su misión. Sin embargo, la División 46, que desde entonces ha cambiado su nombre por el de Sociedad para la Psicología y la Tecnología de los Medios de Comunicación, ha cambiado su enfoque hacia la investigación sobre los efectos y la influencia de los medios de comunicación.

En 2003 se puso en marcha en la Fielding Graduate University el primer, y hasta ahora único, programa de doctorado en psicología de los medios de comunicación acreditado por la APA en Estados Unidos, y David Giles publicó el primer estudio del campo con su texto Media Psychology.

Desde entonces, el campo ha seguido expandiéndose, con la aparición de varias revistas académicas dedicadas específicamente a la psicología de los medios, la publicación de libros adicionales que cubren el área de estudio en su totalidad o en parte, y un aumento de las universidades, incluyendo Stanford, Cornell y Penn State, que dedican un área de estudio e investigación, generalmente dentro del departamento de comunicación, a temas relacionados con la psicología de los medios.

Ejemplos de psicología de los medios

La psicología de los medios de comunicación trata de explorar una gran cantidad de temas. Algunos ejemplos son, entre otros, los siguientes

  • La influencia de los medios de comunicación, como por ejemplo si la exposición a las representaciones de la violencia en los medios de comunicación aumenta la agresividad, cómo las representaciones de los roles de género influyen en la comprensión de los niños de lo que significa ser una mujer, un hombre u otro género, y cómo los mensajes de los medios de comunicación pueden ser construidos con el fin de persuadir a alguien a donar a la caridad o comportarse de otras maneras prosociales.
  • Aprendizaje a distancia, como la forma en que las lecciones presenciales deben ajustarse para que puedan comunicarse con mayor eficacia a los estudiantes en línea de diferentes grupos de edad y las formas más eficaces de configurar las plataformas de aprendizaje en línea para mantener la atención de los estudiantes y la absorción de la información.
  • Impacto de las redes sociales, por ejemplo, cómo se pueden ajustar las plataformas para que creen una imagen más completa del mundo que los silos de individuos con ideas afines que las redes sociales fomentan actualmente, cómo se ven afectadas las relaciones cuando se llevan a cabo mayoritariamente o únicamente a través de las redes sociales, y cómo disminuir el trolling y otros comportamientos negativos en línea.
  • La participación de la audiencia, como por ejemplo por qué nos reímos y lloramos con las películas, los programas de televisión y los podcasts, cómo las historias influyen en nuestro sentido del yo, y cómo y por qué los fans de la cultura popular se unen para formar comunidades de apoyo.

¿Cómo influye la psicología en los medios?

Mientras que muchas otras ramas de la psicología tienen trayectorias profesionales más definidas, la psicología de los medios de comunicación aún está en las primeras fases de determinación de su alcance y ámbito. El objetivo más obvio para alguien que investiga el impacto de los medios de comunicación a través de la lente de la psicología es convertirse en un psicólogo investigador en el ámbito académico.

Dado el rápido crecimiento de la tecnología que mediatiza el modo en que nos conocemos, nos comunicamos y nos entendemos, cada vez son más necesarios los estudiosos que puedan realizar investigaciones de psicología de los medios de comunicación.

Sin embargo, la investigación académica no es el único camino para las personas interesadas en la psicología mediática. El mundo de las tecnologías de los medios de comunicación, en constante expansión, ofrece muchas oportunidades para aplicar la psicología de los medios de comunicación en una amplia variedad de entornos industriales, desde el entretenimiento y la educación hasta la sanidad y la política.

Por ejemplo, las personas que diseñan experiencias de usuario para todo tipo de aplicaciones, desde páginas web hasta realidad virtual, necesitan saber cómo crear una interfaz de usuario que la gente pueda utilizar de forma eficaz y eficiente.

Del mismo modo, cada vez es más importante enseñar a los niños lecciones de alfabetización mediática y cibernética desde la escuela primaria. Los psicólogos especializados en medios de comunicación están especialmente cualificados para diseñar e implementar estos programas.

¿Cuál es la importancia de la psicología mediática?

Aunque las primeras investigaciones sobre la psicología mediática se centraban casi exclusivamente en los impactos e influencias negativas de los medios, los medios y la tecnología no son del todo buenos o malos. Lo importante es cómo los utilizamos. Y como los medios de comunicación serán cada vez más omnipresentes en los próximos años, es esencial que aprendamos a trabajar con ellos para maximizar los aspectos positivos y minimizar los negativos.

Los psicólogos especializados en medios de comunicación tienen un papel esencial que desempeñar en esta evolución y, aunque no deberían evitar arrojar luz sobre el impacto negativo de los medios de comunicación a medida que estos siguen evolucionando, también deberían centrarse más en la forma en que los medios de comunicación pueden utilizarse para aumentar el bienestar y los resultados prosociales, tanto en el ámbito académico como en el de la industria aplicada.