Trabajo en equipo

Trabajo en equipo

Los empleadores buscan candidatos con fuertes habilidades de trabajo en equipo por muchas razones: demuestran liderazgo, colaboración y buena comunicación entre otras cosas. Los empleadores esperan que los empleados sean jugadores de equipo. El trabajo en equipo es necesario en casi todas las industrias, desde las soluciones empresariales hasta la tecnología de la información y los servicios de alimentación.

Esto es cierto incluso si parece que su trabajo es más adecuado para un trabajador independiente. Puede realizar la mayor parte de sus tareas laborales solo, pero debe ser capaz de pensar en su trabajo en el contexto de los objetivos más amplios de la empresa y comunicar sus logros a otras personas dentro de la organización.

¿Qué es el trabajo en equipo?

El trabajo en equipo puede definirse como la capacidad de los miembros de un grupo para trabajar juntos, comunicarse eficazmente, anticipar y satisfacer las demandas de los demás e inspirar confianza, lo que da lugar a una acción colectiva coordinada.

Trabajar bien en equipo significa:

  • Trabajar con un grupo de personas para lograr un objetivo de manera efectiva.
  • Escuchando a otros miembros del equipo.
  • Tomando las ideas de todos a bordo, no sólo las tuyas propias.
  • Trabajando por el bien del grupo en su conjunto.
  • Tener voz y compartir la responsabilidad.

Un equipo exitoso es aquel en el que las habilidades y fortalezas únicas de cada uno ayudan al equipo a lograr un objetivo compartido de la manera más efectiva. Si tienes buenas habilidades con la gente serás un buen jugador de equipo.

¿Cuál es la importancia de trabajar en equipo?

El trabajo en equipo es de vital importancia si quieres entenderte bien con tus colegas y compañeros. Seguramente tendrás que trabajar como parte de un equipo en muchas áreas de la vida; desde proyectos de clase hasta planear una fiesta de cumpleaños.

El trabajo en equipo es esencial para casi todos los trabajos y carreras imaginables. La capacidad de trabajar en equipo es una de las habilidades más valiosas que un empleador buscará al contratar nuevos empleados, por lo que vale la pena tomarse el tiempo para desarrollar las habilidades que necesitará para un trabajo en equipo efectivo. Ya sea que busques el trabajo de tus sueños o esperes un ascenso, estas tres habilidades son esenciales para el éxito cuando se trabaja en un ambiente de equipo.

Muy pocas empresas, si es que hay alguna, te permiten trabajar de forma aislada todo el tiempo. Puedes tener un equilibrio entre el trabajo independiente y el trabajo en equipo, que debes estar equipado para manejar.

Contar con habilidades para trabajar correctamente en equipo hará que la experiencia sea mucho mejor para todos. Además te ayudará a:

  • Alcanzar los resultados deseados para un proyecto de una manera rápida.
  • Mejorar sus habilidades de comunicación.
  • Te darán más oportunidades de avanzar en tu carrera laboral.

En definitiva, el trabajo en equipo es crucial para la mayoría de los trabajos, así que es una buena idea dedicar tiempo a desarrollar las habilidades que necesitarás. Las habilidades de comunicación, la construcción de relaciones y el intercambio de retroalimentación son todas habilidades esenciales necesarias para trabajar como parte de un equipo. No le restes importancia a este área y trabaja en ella.

Dinámicas de trabajo en equipo

Las dinámicas de equipo son las fuerzas psicológicas inconscientes que influyen en la dirección del comportamiento y el rendimiento de un equipo. Son como las corrientes submarinas en el mar, que pueden llevar a los barcos en una dirección diferente a la que pretenden navegar.

Las dinámicas de equipo son creadas por la naturaleza del trabajo del equipo, las personalidades dentro del equipo, sus relaciones de trabajo con otras personas y el entorno en el que trabaja el equipo.

Estas dinámicas pueden ser buenas, por ejemplo, cuando mejora el rendimiento general del equipo y/o saca lo mejor de los miembros individuales del equipo. También pueden ser malas, por ejemplo, cuando causan conflictos improductivos, desmotivación, e impiden que el equipo alcance sus objetivos.

La dinámica de equipo es una parte muy importante de la vida laboral que puede puede tener un gran impacto en:

  • La rentabilidad de una organización.
  • Si la gente disfruta de su trabajo.
  • Las tasas de retención de personal.
  • El rendimiento del equipo y del individuo.
  • La reputación de la empresa.
  • Y muchas otras.

Sin embargo, la dinámica de equipo es a menudo descuidada o ignorada. Esto puede tener un impacto significativo en la forma de trabajar de un equipo. En este artículo, describimos lo que son las dinámicas de equipo, lo que causa problemas en las dinámicas de equipo, y cómo pueden ser mejoradas.

Aunque la dinámica de equipo es muy similar a la dinámica de grupo, y los términos se utilizan a menudo de manera intercambiable, hay una diferencia esencial.

  • Los grupos son una comunidad social, formada por dos o más personas que tienen algo en común.
  • Un equipo es una instancia especial de un grupo en el que lo común es un objetivo compartido.

La palabra “equipo” se usa a veces, incorrectamente, para referirse a un grupo. Por ejemplo, muchos “equipos” de ventas son grupos, porque los vendedores son incentivados individualmente. Un vendedor gana una comisión basada en sus propias ventas, y no se ve afectado por el rendimiento de otros vendedores.

Habilidades para trabajar en equipo

Las habilidades de trabajo en equipo consisten en habilidades interrelacionadas que permiten trabajar eficazmente en un grupo organizado. Las habilidades de trabajo en equipo son vitales para los empleadores, ya que los equipos son una unidad organizativa básica dentro de muchas empresas. El trabajo en equipo se produce cuando las personas cooperan y utilizan sus habilidades individuales para lograr objetivos comunes. Las principales habilidades de trabajo en equipo incluyen:

Comunicación

La capacidad de transmitir tu punto de vista y entender realmente lo que los demás quieren decirte es la piedra angular de un trabajo en equipo efectivo. Y no importa si te comunicas en persona, por correo electrónico, mensajes instantáneos o por teléfono, el intercambio de información debe ser efectivo independientemente del medio. Además, los aspectos no verbales de la comunicación son igual de importantes. Los grandes equipos nutren una cultura de apertura y confianza mutua. Todos deben sentirse lo suficientemente seguros para decir lo que piensan.

Resolución de conflictos

El conflicto es parte integrante de cualquier esfuerzo de equipo. Lo que más importa es cuán hábil eres para tratar los problemas a medida que surgen. Recuerda, es crucial no dejar que los conflictos se intensifiquen, por eso los mejores jugadores del equipo son también grandes mediadores.

Construir la relación y escuchar

Sólo puedes construir una relación si escuchas las voces de otras personas. Es igual de importante prestar atención a su entusiasmo y a la falta de él. La compenetración y la capacidad de escuchar van de la mano, una no puede existir sin la otra.

Toma de decisiones

El acto de tomar decisiones puede parecer algo bastante sencillo. Y ese es el caso cuando todos están de acuerdo en el curso de la acción. Pero todo cambia cuando las opiniones empiezan a diferir y hay que tomar una decisión impopular. Lo que distingue a los grandes jugadores de equipo de la media es la capacidad de ver el panorama general, dejar sus egos a un lado y trabajar hacia el objetivo común.

Resolución de problemas

La idea de organizar un equipo es para resolver un problema. Por eso es que la habilidad para resolver problemas es fundamental para todos y cada uno de los miembros del equipo. La capacidad de mirar un problema desde múltiples ángulos y utilizar sus habilidades de administración del tiempo sobre la base de las habilidades de cada miembro del equipo impulsa el rendimiento y el éxito de todo el equipo.

Habilidades de organización y planificación

Para resolver cualquier problema de manera efectiva y eficiente debes ser capaz de diseñar un plan maestro que cada miembro del equipo entienda, siga y sepa a dónde conduce. Una vez que se acuerde el plan, todos los miembros del equipo podrán organizar sus tareas, establecer plazos y orquestar sus esfuerzos.

Habilidades de persuasión e influencia

Ser persuasivo no es un rasgo de carácter. Es una habilidad que puedes aprender. En el contexto del trabajo en equipo, esto se aplica sobre todo a los líderes de equipo que deben inspirar a todos a contribuir a la consecución de las metas y objetivos del equipo. Un buen comienzo para construir estas habilidades de liderazgo es perfeccionar sus habilidades de presentación.

Fiabilidad

Los equipos se forman porque pueden lograr más de lo que cada miembro del equipo podría por sí mismo. Eso es obvio, ¿no? Lo que la gente tiende a olvidar, sin embargo, es que cuando se trabaja en equipo se depende de los demás tanto como ellos dependen de uno mismo. Demuestra tu fiabilidad cumpliendo con los plazos, entregando tus tareas y superando cualquier obstáculo en el camino.

Respeto

Ser respetuoso con los demás no significa que tengas que gustarles o estar de acuerdo con ellos. Muestra tu respeto no dando a nadie por sentado, y escúchalos activamente. ¿No sabes por dónde empezar? Aprende primero los nombres de tus compañeros de equipo!

Tolerancia

La tolerancia y el respeto van de la mano. Tengan una mente abierta y ganas de aprender. Gente de diferentes etnias, religiones o minorías es lo que hace de este planeta un lugar tan fascinante para vivir. Una vez más, no tienes que estar de acuerdo con todo el mundo. Pero empápese de tanta diversidad como pueda, y forme sus opiniones después. No dejes que ningún concepto erróneo común te engañe.