Habilidades personales

Las organizaciones buscan candidatos con las habilidades y cualidades personales necesarias para interactuar exitosamente con otros en el lugar de trabajo y completar las tareas bien y a tiempo. Las habilidades personales te permiten comunicarte eficazmente con los demás, expresarte y controlarte. Tus habilidades personales no sólo influyen en cómo trabajas, sino también en cómo manejas tu vida diaria.

Las habilidades personales no son habilidades duras que se pueden cuantificar y medir, como las habilidades de programación informática o los conocimientos jurídicos. En su lugar, hay cualidades o rasgos intangibles que son tan importantes, si no más, para los empleadores.

¿Qué son las habilidades personales?

Las habilidades personales se relacionan con la forma en que te expresas. Usted puede determinar rápidamente el nivel de las habilidades personales de un individuo observando cómo interactúan con los demás en el lugar de trabajo y en la vida diaria. Una persona con habilidades personales deficientes no es fácil de tratar, y su presencia puede causar una ruptura en un equipo.

La mayoría de la gente parece creer que las habilidades personales y las habilidades profesionales son las mismas. Por ejemplo, las habilidades de liderazgo son importantes en el lugar de trabajo e implican una combinación de excelentes habilidades personales. En realidad, hay una diferencia significativa entre los dos.

Las habilidades personales son reconocidas como habilidades blandas que no son fáciles de enseñar (aunque no imposibles). También se las conoce como habilidades interpersonales o incluso «habilidades de la gente». Algunos ejemplos son la fiabilidad, la adaptabilidad, la motivación, la resolución de problemas y las habilidades analíticas.

La importancia de las habilidades personales

Tener habilidades personales es vital para el éxito en cualquier trabajo. Una persona con fuertes habilidades sociales trabaja bien con superiores, empleados, colegas, clientes y proveedores. Pueden comunicar ideas con claridad y escuchar bien a los demás. Alguien con fuertes habilidades personales irradia una actitud positiva en el trabajo, una parte integral de una cultura empresarial saludable.

También ayudan a lograr buenos resultados para sus empresas. Como empleados responsables, en los que la gente puede confiar para obtener ayuda, cumplen con los plazos de entrega y completan las tareas. Aquellos con fuertes habilidades personales también suelen estar motivados y apasionados por su trabajo, lo que contribuye a su éxito.

¿Cómo se desarrollan las habilidades personales?

El desarrollo de habilidades personales abarca una perspectiva muy amplia y pretende fomentar un aprendizaje permanente que ayude a las personas a ser activas en todas las dimensiones de la salud para lograr una vida mejor. Esto significa que el conocimiento y las habilidades en entornos sociales, contextos familiares, asuntos espirituales, tener un propósito en la vida, estabilidad mental y emocional son parte del desarrollo de las habilidades personales.

Entonces ¿cómo puedes obtener el mejor rendimiento de ti mismo y de los demás? Sólo puedes hacerlo desarrollando tus habilidades personales.

Pero hay millones de habilidades que usted podría desarrollar, así que, ¿en qué habilidades debería centrarse? Le sugerimos que se concentre en el desarrollo de estos seis conjuntos de habilidades:

  • Fijar objetivos claros.
  • Formular planes detallados capaces de alcanzar la meta.
  • Implementación adecuada y práctica de un plan.
  • Recopilación de información de retroalimentación.
  • Entender lo que significa la retroalimentación y
  • Hacer los cambios necesarios en sus hábitos actuales.
  • Las seis habilidades enumeradas anteriormente producen una fórmula de éxito de seis partes.

¿Cuáles son las habilidades personales más importantes?

Existen muchas habilidades personales con las que puede contar pero algunas son más importantes para los empleadores que otras. En esta lista te vamos a mostrar unos ejemplos de las habilidades mas importantes a la hora de encontrar empleo.

Pensamiento crítico

Los empleadores quieren personas que puedan resolver problemas por sí mismos utilizando el pensamiento creativo y el análisis reflexivo. Los pensadores críticos son útiles en todas las industrias, desde la salud y la ingeniería hasta la educación.

Resolución de problemas

Los empleadores valoran a los buenos «solucionadores» de problemas ya que toman decisiones de manera efectiva y rápida al tiempo que mantienen sus emociones a raya. Recopilan toda la información que pueden y dejan que la intuición, la lógica y el pensamiento innovador impulsen la mejor solución. También son grandes colaboradores y están abiertos a las ideas y opiniones de los demás.

Flexibilidad

Los empleadores contratan a candidatos que demuestran ser de confianza, responsables y que puedan soportar más responsabilidades dentro de su trabajo.

Los empleados flexibles pueden adaptarse a los cambios, asumir proyectos fuera de su alcance y cambiar su horario si es necesario. Un empleado flexible también está dispuesto a ayudar en otros proyectos, incluso cuando están en un área de enfoque desconocida.

Motivación

Los empleadores buscan empleados que sean positivos y apasionados por su trabajo y que estén motivados. Estos individuos tienden a poner el mayor esfuerzo en su trabajo y aprender de sus errores y fracasos.

Conclusiones finales

Analiza esta información cuidadosamente ya que, después de todo, tus habilidades pueden elevar tu currículum por encima de la competencia. Considerando que los empleadores sólo pasan seis segundos, en promedio, revisando cada currículum vitae, necesitarás destacar desde el primer momento. Agregar habilidades personales a tu currículum puede ayudarte a conseguir un nuevo empleo.